HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA ROPA DE TRABAJO

Para hablar de la historia de los uniformes laborales, antes hay que saber qué es un uniforme de trabajo. El vestuario laboral es un conjunto de prendas que son utilizadas para desarrollar una actividad en particular.

Este puede estar formado por equipos de protección individual, necesarios para proteger la salud de los trabajadores y la prevención de riesgos laborales, o también por uniformes impuestos por la negociación colectiva, ya que hay algunas prendas específicas que protegen la salud de los trabajadores y previene de posibles riesgos.


Actualmente, además de tener esa funcionalidad, en los casos de los empleos de cara al público es utilizado para comunicar los valores e identidad de marca. Ya que con el paso de los años los empresarios se han dado cuenta de la importancia e inversión que representa el uniforme de trabajo.

¿Cuándo surge el uniforme de trabajo?

Aunque algunos expertos afirman que su historia comienza con los militares, para diferenciar a un bando de otro, lo cierto es que también se han descubierto registros que documentan que los guerreros persas fueron los primeros en utilizarlos.

Sin embargo, el uniforme de trabajo comenzó a adquirir una relevancia especial con la I Revolución Industrial, momento en el que surgieron una gran diversidad de profesiones industrializadas para las que eran necesarias indumentarias especiales. Entonces primaba la funcionalidad y en ningún caso importaba la estética.

Overol 100 % Algodón IPF Beige LAV-1001-AB
COMPRALO AQUÍ

En el siglo pasado se utilizaban los uniformes de trabajo para jornaleros. En algunos casos, para la restauración, para todo el sector sanitario y para los empleados del hogar. En un principio, el uso de la ropa de trabajo fue pensada para la función que desempeñaban exclusivamente.

La ropa de trabajo ha existido durante varias etapas de la historia, pero cuando realmente cobra importancia es durante la Revolución Industrial, ya que, dado el cambio de los hábitos de trabajo, nace la necesidad de crear indumentaria tales como los uniformes industriales: petos o chalecos, que eran muy representativos en las funciones que desempeñaban los profesionales para asegurar la seguridad laboral.

Más tarde, empezó a tenerse en cuenta el uniforme de trabajo como una herramienta de seguridad para el trabajador, como pueden ser los cascos, textiles más resistentes o ropa abrigada.

Bata 100% Algodón IPF Azul Marino
COMPRALO AQUÍ


Después la funcionalidad pasó a tener un peso importante para que el empleado fuese más eficiente y productivo, incorporando a los uniformes varios bolsillos o accesorios para llevar herramientas y tenerlas más a mano y no perder tiempo.

Además, comenzaron a existir los sindicatos, nacieron las normas y los reglamentos de seguridad laboral que obligaron a las empresas a adecuarse a la inclusión de estas, garantizando la seguridad y el bienestar del trabajador.



Así es cómo los uniformes de trabajo obligaron a las empresas a brindar seguridad y protección a sus empleados, por lo cual debían cumplir con las siguientes pautas:

  • Tener un equipo de protección
  • Estar en consonancia con los riesgos de los cuales se protege al empleado sin que la indumentaria genere un peligro adicional
  • Debe ser adecuado para las condiciones ambientales existentes en el lugar de trabajo
  • Tras varias décadas, y casi finalizado el siglo XX, la ropa laboral sufrió un cambio radical y empezó a cuidarse la estética para generar un mejor ambiente laboral a la vez que se valoraba la seguridad. Y no solo esto, la estética ganó importancia, tratando de acompañar en el lugar de trabajo. Por ejemplo, en el sector de lujo, se empezó a utilizar vestuario laboral.

Comentarios