MANIPULACIÓN MANUAL DE CARGAS


La manipulación manual o levantamiento de cargas es una tarea habitual en numerosos sectores, desde el sanitario hasta el agrario, pasando por la construcción y por el sector servicios, entre otros. Incluso las empresas que disponen de medios mecánicos para el transporte necesitan el esfuerzo humano para mover algún objeto. Eso sí, conlleva riesgos, y es que levantar pesos no es ningún juego. Es esencial realizar las tareas de manipulación en las condiciones adecuadas, y teniendo en cuenta el peso a levantar en cada caso para evitar lesiones, caídas o golpes.



Es primordial que todos aquellos trabajadores que durante su actividad diaria deban manipular cargas, lo hagan teniendo en cuenta los pesos máximos recomendados para la manipulación manual de cargas.
  • Hasta 15 kg para trabajadores que necesitan mayor protección (jóvenes, mayores, mujeres…) y hasta 25 kg para el trabajador que no entre en los grupos anteriores exceder el límite de 25 kg debe ser considerado como una excepción. Solo en circunstancias especiales se podrá cargar de hasta 40 kg y solo para para trabajadores entrenados.
  • Si se está sentado, el peso máximo a manipular es de 5 kg.
  • Usar ayudas mecánicas para la manipulación de cargas siempre que sea posible. Existe riesgo potencial cuando las cargas son superiores a 25 kg o, si las condiciones son desfavorables, mayores de 3 kg.
  • Cuando se manipulan cargas en equipos hay que tener en cuenta que el peso máximo que pueden levantar dos personas a la vez es 2/3 de la suma de pesos máximos que puede levantar cada uno por separado. Por ejemplo si el equipo esta conformado por dos hombres el peso máximo que podrán levantar entre ambos será de 33 kg (25 kg + 25 kg = 50 kg * (2/3) = 33 kg)  Si el equipo está formado por 3, el máximo que pueden levantar es la mitad de la suma de sus capacidades individuales. Es decir, 3 hombres podrán levantar hasta 37.5 kg (25 kg + 25 kg + 25 kg = 75 kg * (1/2) = 37.5 kg)

Ante todo, seguridad, percepción del riesgo y precaución. Conocer las medidas de prevención y autoprotección es esencial para garantizar una buena cultura preventiva dentro de la empresa.

Un número importante de las lesiones de espalda en el entorno laboral se producen cuando se levanta un peso. Ya sea porque la carga es excesiva, porque se hace de forma muy repetitiva o bien porque no se hace de la manera adecuada, y entonces la parte posterior del cuerpo acaba pagando las consecuencias. Y éstas pueden ir más allá de una dolorosa lumbalgia ocasional o de los latosos tirones. A veces, el daño se cronifica y las consecuencias son graves.

El cuerpo humano tiene sus límites y en las manos de cada uno está saber dónde se encuentran. Músculos, huesos, articulaciones y tendones pueden responder muy bien durante un tiempo, pero si el esfuerzo es demasiado, se repite habitualmente o se hace de manera inadecuada, dejarán de responder. Así que antes de levantar una carga es necesario plantearse algunas cuestiones como, por ejemplo: peso, si hay que llevarlo muy lejos o si es fácil de agarrar. Si la respuesta a alguna de esas preguntas ofrece dudas quizá sea mejor pedir ayuda.

Levantar un objeto voluminoso tampoco debe hacerse de cualquier manera. Como en casi todo, existe una forma correcta de hacerlo, y ésta implica someter el cuerpo a menor riesgo. Así que, una vez más, la técnica es importante y lo mejor es seguir algunos pasos básicos:

Cuando no sea posible evitar la manipulación manual, se procurará manipular las cargas cerca del tronco (nunca al nivel del suelo o por encima de los hombros), con la espalda derecha, evitando giros e inclinaciones y conviene realizar levantamientos suaves y espaciados.


  • Al bajar doble las rodillas y mantenga recta la espalda, agarrando la carga de forma fuerte con las dos manos y lo más pegado posible al cuerpo
  • No doble la espalda, porque al principio sentirá dolores y con el tiempo podrá tener una hernia discal.

Se debe mantener la espalda recta, usar los músculos de los brazos y de las piernas. Por ejemplo, si se hace el esfuerzo con las abdominales se puede producir una hernia.

  • Mantener la carga cerca del cuerpo.
  • No girar la cintura si se lleva un peso, es mejor pivotar sobre los pies.
  • No encorvar la espalda ni levantar el objeto por encima de la cintura.



  • Alcanzar objetos que se encuentren a nivel superior nuestro, si se realiza la extensión normal de los brazos por encima del hombro y no se llega al objeto que se necesita en ese momento, deberemos de evitar en todo momento hacer un estiramiento exagerado de la columna para alcanzarlo.
  • Recurrir al uso por ejemplo de un banco o una escalera.


Los cinturones y fajas de esfuerzo no son una moda, úsalos.

Ya por último es importante dar un repaso previo del recorrido que se va a realizar con la carga encima y apartar obstáculos, y tener en cuenta los escalones y pendientes en la ruta ayudará a eliminar caídas, desequilibrios y lesiones.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

COLORES DE CHALECOS DE SEGURIDAD Y SU SIGNIFICADO - INFOGRAFÍA

AMIGO SAFETY, UNA EMPRESA CON HISTORIA

TODO SOBRE LENTES DE SEGURIDAD - USOS, TIPOS, PARTES E IMPORTANCIA