¿CÓMO CREAR UNA BUENA CULTURA DE SEGURIDAD EN TU EMPRESA?


Una seguridad inadecuada en el lugar de trabajo nos entrega año tras año, grandes consecuencias. Los datos muestran que cada año un promedio de 3 millones de personas en la industria privada tienen algún tipo de lesión relacionada con el trabajo.

En algunas empresas, los costos de lesiones pueden superar las ganancias del año. Además, los incidentes de seguridad grandes y pequeños pueden traer otras consecuencias como desacreditación de la compañía; la retención de talento, dañar la confianza del consumidor, poner en peligro la moral de los empleados, su productividad y causarles incapacidad de por vida.

Para crear un cambio real y duradero y mejorar la cultura de seguridad, las empresas deben crear un entorno en el que la seguridad sea prioridad y no solo datos por revisar.

En este post analizaremos 6 rubros para lograr esa verdadera cultura de seguridad.



1. Comience desde los altos mandos

Lograr una cultura de seguridad positiva comienza con un equipo directivo comprometido a mejorar las condiciones de seguridad, además del establecimiento de un programa exitoso que incluya capacitación para todos dentro de la organización para ser parte de una solución real de seguridad.

2. ¿Qué significa seguridad?

La mayoría de los programas de seguridad se inician a raíz de un incidente. Esto puede crear una especie de visión de túnel, donde la seguridad está determinada por el reciente incidente en lugar de por una revisión de los riesgos totales de la compañía, lo que puede cambiar y evolucionar con el tiempo.

El primer paso en la creación de una cultura sostenible de la seguridad es la definición de lo “seguro”. Esto ayudará a proporcionar metas claras de seguridad para la empresa y como guía de las evaluaciones de seguridad a lo largo del camino.

Los riesgos de una empresa deben ser evaluados de manera crítica. Es importante formar un equipo que incluya todas las iniciativas de salud y seguridad en el trabajo. Este equipo puede incluir al director general y altos mandos, o bien, estar integrado por especialistas de salud y seguridad específicos. Los sistemas de gestión y las funciones siempre deberán ser revisados. También es útil, que las empresas contraten consultorías de salud y seguridad en el trabajo, ya que puedan aportar una visión imparcial y exhaustiva de las debilidades y fortalezas que posee la organización.

3. Inculcar un sentido de responsabilidad

El éxito de un programa de seguridad está íntimamente ligado con el nivel de responsabilidad de la organización. Incluso los sistemas de gestión y seguimiento de incidentes más avanzados son de poco valor si los empleados no entienden su papel en el uso de estas herramientas para ayudar a hacer el trabajo más seguro.


4. La seguridad somos todos



Sin la aceptación y entusiasmo por parte de los empleados, no puede existir una cultura de seguridad.

Diversas acciones ayudan a fomentar la participación de los empleados en materia de seguridad, tales como: La inversión para garantizar un lugar de trabajo seguro y la creación de sistemas de seguimiento y prevención en seguridad.

Estos sistemas pueden ser tecnológicos, tales como un sistema de gestión de incidencias, o de infraestructura, tales como mecanismos simples y canales de comunicación para los que los empleados puedan expresar las preocupaciones de seguridad y sugerir sin temor a represalias. Independientemente de la forma en que se adopten, estos sistemas deben involucrar a los empleados en la seguridad de sus entornos y ofrecerles maneras de mejorarla.

Dar a los empleados la formación de seguridad adecuada es también vital. Una buena capacitación ayuda a los empleados a reconocer los peligros potenciales, percibir el riesgo con precisión, tomar las precauciones adecuadas ya mantener el cumplimiento.

Los empleadores pueden ver la formación necesaria, pero costosa. Sin embargo, el costo potencial de lesiones y pérdida de tiempo de trabajo y la productividad resultante de los empleados que no han sido entrenados adecuadamente, por lo general son muy superiores a los costos de capacitación. Afortunadamente, hay muchas opciones de formación eficaces disponibles en la actualidad.

5. Mantener una cultura de seguridad

Una vez que se ha establecido una cultura de seguridad, las empresas deben reforzar constantemente mensajes de seguridad, subrayar la importancia de que sea un esfuerzo de equipo, y evaluar periódicamente los avances para garantizar el éxito de la cultura.

El proceso de registro con los empleados y la administración para obtener sus comentarios y sugerencias es fundamental. Esto demuestra un compromiso con la seguridad y genera que pueden ayudar a medir qué tan bien la gente entendió como hacer su trabajo más seguro.

Desarrollar políticas de reconocimiento, recompensas e incentivos. Esto ayuda a motivar a todo el mundo sobre una base continua. También es importante tomarse el tiempo para celebrar los éxitos logrados para mantener el entusiasmo.


6. Entender los beneficios

Una fuerte cultura de seguridad tiene “Impacto mayor en la reducción de accidentes de cualquier proceso” y da como resultado “Bajas tasas de accidentes, baja rotación, ausentismo y alta productividad.”

El establecimiento de una cultura de seguridad implica un cambio fundamental en el pensamiento, comportamiento y el compromiso de toda la organización. Se necesita tiempo para crear y fomentar, pero es una inversión que bien vale la pena hacer.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

COLORES DE CHALECOS DE SEGURIDAD Y SU SIGNIFICADO - INFOGRAFÍA

AMIGO SAFETY, UNA EMPRESA CON HISTORIA

TODO SOBRE LENTES DE SEGURIDAD - USOS, TIPOS, PARTES E IMPORTANCIA